Please note Cookies are used on this site to provide the best user experience. If you continue, we assume that you agree to receive cookies from this site. OK

El sistema endocannabinoide

04/27/2020



El sistema endocannabinoide

Glosario sobre el Sistema Endocannabinoide:

  • Sistema endocannabinoide (ECS): Sistema de comunicación inter-celular encargado de equilibrar procesos metabólicos y optimizar las funciones de nuestro cuerpo.
  • Fitocannabinoide: Cannabinoide producido naturalmente por una planta.
  • Endocannabinoide: Cannabinoide producido naturalmente por el cuerpo humano o animal.
  • Cannabinoides sintéticos: Cannabinoides creados en laboratorios.
  • Receptor cannabinoide: Receptores, parte del ECS y ubicado en todo nuestro cuerpo, son quienes se activan y entrelazan con los endocannabinoides/fitocannabinoides.
  • Enzimas cannabinoides: Son enzimas que sintetizan y descomponen los cannabinoides
  • Homeostásis: El mantenimiento de una relativa constancia de la composición y las propiedades de un organismo. La estabilidad y equilibrio de nuestro cuerpo.

¿Qué es el sistema endocannabinoide? ¿Por qué es importante?


El sistema endocannabinoide, de ahora en adelante ECS (Endocannabinoid System), es un sistema más del cuerpo, como el sistema circulatorio o inmune. Es uno de los sistemas más fundamentales de nuestro cuerpo, sin embargo, es bastante común desconocer su existencia y cómo funciona. A continuación explicaremos conceptos y funciones entorno al ECS para poder entender por qué los cannabinoides pueden ser beneficiosos para nuestro organismo.

El descubrimiento del ECS

¿Por qué nunca he oído hablar del ECS? Seguramente porque se descubrió hace muy poco tiempo, concretamente durante los años 90, a través del estudio de los fitocannabinoides como el THC y el CBD.

Con el estudio de los fitocannabinoides (Fun fact: Patrocinado por el EEUU con la misión de demonizar el cannabis) se descubrió que lo humanos y la mayoría de los mamíferos tenemos receptores cannabinoides en nuestros cuerpos, debido al descubrimiento de uno de los receptores fundamentales del ECS, el receptor CB1. Este hecho ayudó años después, 1992, al descubrimiento el primer cannabinoide producido por el organismo de forma natural (endocannabinoide), la anandamida, también se conoce como la molécula de la felicidad.

Estos dos acontecimientos desembocaron en el descubrimiento del sistema endocannabinoide, el cual debe su nombre a la planta que hizo posible su hallazgo, el cannabis.

Definición: Sistema Endocannabinoide (ECS)

El sistema endocannabinoide es un sistema complejo de comunicación intercelular, parecido a un sistema de neurotransmisión, pero además de extenderse por el cerebro, también lo hace en otros órganos y tejidos del cuerpo. Es como un termostato regulador de diversas funciones fisiológicas de nuestro cuerpo, caracterizado por una estimulación hacia el equilibrio y la estabilidad en la actividad y producción de los distintos órganos.

Su responsabilidad es equilibrar procesos metabólicos y optimizar la función de nuestro cuerpo. Tiene un papel crucial en la regulación de nuestra fisiología, estado de ánimo y experiencia del día al día. Es un sistema difícil de entender por los pocos años que lleva siendo reconocido e investigado, además de la complejidad que se encuentra en cada ser humano.



En qué consiste y cómo funciona el ECS

Cómo hemos dicho el ECS es un sistema de comunicación entre células que se encuentra en todo nuestro cuerpo.

El ECS consta de tres importantes componentes:

  • Los endocannabinoides: Cannabinoides que produce nuestro cuerpo de forma natural enlazando y activando nuestros receptores cannabinoides.
  • Los receptores cannabinoides: Proteínas activadas por los endocannabinoides / fitocannabinoides, los cuales reciben y transmiten la información.
  • Las enzimas: Enzimas específicas que sintetizan y descomponen los cannabinoides (endo + fito).


Los receptores son:

  • Receptores CB1: Se encuentran principalmente en el sistema nervioso central y son especialmente abundantes en el cerebro. Se frecuentan áreas relacionados con las funciones cognitivas, la memoria, la ansiedad, el dolor, la percepción sensorial, la percepción visceral y la coordinación motora. También se pueden encontrar en zonas del sistema nervioso periférico.
  • Receptores CB2: Se encuentran principalmente en el sistema nervioso periférico y son especialmente abundantes en las células con función inmunitaria.
  • Receptores GPR55: Se encuentra en las glándulas adrenales, el sistema digestivo, el sistema nervioso central y el bazo.
  • TRPV1, GPR18, 5-HT3, PPARs: Receptores y canales de receptores en proceso de estudiar más.

La distribución de los receptores cannabinoides es totalmente distinta a cualquier otros receptores que tenemos. Lo que vemos aquí es que están en todos los lados. Es lo que define el ECS que su presencia es totalmente global en nuestro cuerpo.

El CB1, el primer receptor descubierto, tiene mucho más estudio e información. Su abundancia en nuestro cerebro se puede ver en la gráfica abajo.

Los endocannabinoides que se conoce hasta el momento:

  • Anandamida: Es el primer cannabinoide descubierto por lo tanto sabemos mucho más sobre él en comparación con el resto de cannabinoides. Su nombre proviene de la palabra “ananda” cuyo significado en sánscrito es la beatitud, un estado de serenidad paz espiritual y felicidad.

    Se sintetiza en el cerebro donde se manejan los procesos de memoria, motivación, además de otros procesos cognitivos superiores y el control de movimiento. De esa forma tiene la habilidad de influir sistemas fisiológicos como el dolor, el apetito, el placer y la recompensa. La Anandamida se enlaza con nuestros receptores endocannabinoides pero las mismas enzimas que los sintetizan también los descompone muy rápido.
  • 2-arachidonoylglycerol (2-AG): El 2-AG se encuentra mayormente en el cerebro. El 2-AG es un cannabinoide emetogénico, es decir, causante de vómito. Los efectos antieméticos de otros cannabinoides mediados por los receptores CB1 y CB3 inhiben su actividad y suprimen el reflejo o impulso de los vómitos y náuseas.
  • Otros endocannabinoides reconocidas: 2-arachidonyl glyceryl ether, la virodamina, N-araquidonoildopamina.

El funcionamiento del Sistema Endocannabinoide

El ECS y sus respectivas partes, endocannabinoides y receptores, interactúan entre ellos como si fueran una cerradura y una llave. Los receptores serían la cerradura y los endocannabinoides o fitocannabinoides serían su llave.

Vamos a ponernos un poco más científicos:

Los receptores cannabinoides son proteínas presentes en la membrana celular que actúan como la cerradura de los endocannabinoides (cannabinoides derivados de ácidos grasos producidos por nuestro cuerpo). Estos endógenos de naturaleza lipídica actúan como una llave perfecta que se une a los receptores, y cuando esto ocurre se activa el receptor. Esta activación produce cambios dentro de las células que desembocan en las acciones finales del sistema endocannabinoide sobre los procesos fisiológicos del cuerpo.

Los fitocannabinoides (cannabinoides de la planta de cannabis) y muchos cannabinoides sintéticos, se unen de igual manera a esta cerradura y dan lugar a efectos análogos a los endocannabinoides, o incluso potenciarlos y mejorar sus efectos.


A qué factores afecta el ECS

  • El equilibrio energético y metabolismo
  • La respuesta ante el estrés
  • El sistema reproductivo femenino
  • El sistema nervioso autónomo
  • La analgesia o respuesta ante el dolor
  • La regulación de la temperatura
  • El sistema inmune
  • El sueño
  • El ejercicio físico
  • La memoria
  • El humor
  • El apetito

Nos acordamos que la función principal del ECS es la regulación de la homeostasis del cuerpo. Es fundamental para nuestro organismo poder lograr ese equilibrio y es un trabajo diario que hacen el conjunto de sistemas que constan nuestro cuerpo, y el encargado de eso es el ECS.

¿Cómo interactúa el Cannabidiol (CBD) con el Sistema Endocannabinoide (ECS)?

Los cannabinoides, como el CBD, enlazan y activan los receptores CB1 y CB2. Comunicando sus propiedades a través de nuestro ECS para transferir las propiedades de forma eficiente y global. Algo muy prometedor entorno al estudio del CBD es su capacidad para potenciar los efectos de los endocannabinoides existentes en nuestro cuerpo, inhibiendo la actividad de la enzima encargada de su descomposición.

De momento los estudios indican diferentes tipos de interacción entre el ECS y los distintos fitocannabinoides. Un claro ejemplo es el CBD cuyo uso no activa los receptores de la misma forma que el THC.

Todos tenemos ECS y todos podemos potenciarlo con o sin cannabis.

El sistema endocannabinoide existe en tu cuerpo y está activo aunque nunca hayas usado cannabis. Es muy importante potenciar nuestro ECS para nuestra salud. El CBD puede ser una vía para mejorar y potenciar nuestro ECS y sentir una mayor eficacia y equilibrio en la actividad de nuestro cuerpo.

Conoce nuestros productos con CBD.

Si no te planteas el uso de derivados del cannabis, existen otras formas de potenciar tu sistema endocannabinoide.

Descubre 10 formas de potenciar el sistema endocannabinoide.

Conclusión

Seguimos sin saber mucho sobre el sistema endocannabinoide, nuestros endocannabinoides y lo potente que pueden ser los fitocannabinoides. Cada día se estudia más y descubren más. Seguramente hay más receptores, más endocannabinoides y más componentes del ECS que aún están por descubrir.

Lo importante es que seguimos luchando para la apertura de los gobiernos e instituciones a estudiar esta fascinante sistema y los beneficios que nos pueden abrir a entender nuestro organismo y la conexión entre la mente y el cuerpo.

Escrito e ilustrado por: Christina Schwertschlag

Editado y publicado por: Claudia Nicolás

Fuentes:

El ECS

Receptores cannabinoides y el ECS

Anandamida

2-AG

Comments

No posts found

Write a review